Teletrabajo si, pero… no te precipites

No podemos olvidar que para la mayoría de las empresas el teletrabajo ha venido por una necesidad no planificada y eso hay que digerirlo, y no va a ser tan fácil.

Las empresas no han tenido alternativa y han sido obligadas por el confinamiento a adaptarse de una manera precipitada al teletrabajo. 

En este entorno es complicado discriminar lo que es fruto de la circunstancia (confinamiento) y lo que es propio del modo de trabajo (organización). En dos meses hemos avanzado lo que en condiciones normales iban a ser cinco años, y no podemos olvidar que cuando hablamos de teletrabajo, estamos hablando también de productividad, de legislación, de procedimientos, de tecnología, de costes, de conciliación, e incluso de modelos de liderazgo, es decir de la columna vertebral del management empresarial. 

No sabemos aún si trabajar a distancia se va a convertir en un incentivo más, y personalmente soy un defensor del trabajo en remoto y de la flexibilidad, pero también me gustaría dar un aviso a navegantes: “si en tu empresa estas teletrabajando el 100 % de tu tiempo, piensa en como darle más valor añadido a tu puesto de trabajo, porque hay una alta probabilidad que alguien ya esté pensando en como amortizarlo.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s