¡Si ves una luz ámbar frena!

Imagínate que vas conduciendo, tienes prisa para llegar a tu destino y el semáforo se pone ámbar ¿Qué haces?, vivimos en una época en la que la mayoría de nosotros pensaremos: “Corre que se va poner rojo” y apretaremos el acelerador. Esta situación, llevada al mundo empresarial, donde la velocidad empieza a ser una adicción,…