El análisis predictivo vs. la gestión de la incertidumbre en RR.HH. Bienvenidos al mundo de la complejidad

Sin duda está en boca de todos, clientes, proveedores, en los foros de expertos en RR.HH., todo el mundo coincide  que Big Data,  la gran revolución de datos, será o mejor dicho ya es, la herramienta de gestión de personas de los próximos años .Como se dice en estos casos, el análisis predictivo  en Recursos Humanos ya está aquí y ha venido para quedarse.

Creo de verdad que es una gran noticia para Recursos Humanos, porque sin duda, nos va ayudar a conseguir una mayor eficiencia en la gestión de las personas, pero eso sí, tendremos que saber gestionarlo.

Debemos pues, desde  RR.HH. entrar sin falta en este mundo. Debemos introducir ya las herramientas para la gestión de datos, que nos permitan la búsqueda de tendencias, patrones y  correlaciones en el comportamiento humano, aprovechando el conjunto de oportunidades que se nos presentan con estos análisis y así tomar decisiones basadas en datos vinculados siempre a la estrategia de negocio.

El uso de datos para el análisis de rendimiento, para procesos de selección y contratación, para prácticas retributivas, análisis de movimientos de las plantillas (promociones, laterales, etc.) en definitiva la analítica, y especialmente los modelos predictivos, puede proporcionar información valiosa e ideas que ayuden a los líderes a optimizar sus organizaciones, reducir los costes, mejorando el compromiso de los empleados y sus resultados.

No podemos olvidar que en el mundo empresarial la planificación y la estrategia se ven como algo esencial y la analítica nos ayudará no solo identificar oportunidades, analizar comportamientos, sino incluso sentirnos cómodos a la hora de la toma de decisiones. El análisis predictivo nos sirve, pues, para utilizar la buena práctica de “no dar nada por supuesto”.

Por lo tanto tenemos ya una primera conclusión, sabemos que las nuevas herramientas analíticas nos permitirán a las empresas obtener una visión predictiva del futuro y así operar de manera eficiente y más estratégica.

Paralelamente a ello, no se nos escapa, que estamos viviendo un alto nivel de incertidumbre provocado por los muchos acontecimientos que no se pueden predecir. Los eventos inesperados, los  llamados “cisnes negros” (*1) son y serán cada vez más habituales y jugarán un papel también muy  importante en la gestión de las empresas.

Con todo ello tenemos una segunda conclusión: independientemente de nuestras planificaciones, proyecciones y predicciones, siempre seremos vulnerables y  estaremos expuestos a sucesos externos que afectarán directamente a nuestros mercados,  empresas y personas y que ante éstas circunstancias inevitables deberemos gestionar.

Ser capaces de entender esta complejidad (*2) vista como la capacidad de gestionar elementos contradictorios será la clave de la gestión de RR.HH.

Coincidiremos muchos de nosotros que ya empezamos a familiarizarnos con este tipo de complejidad en la gestión empresarial. No es nuevo que las empresas busquen productos de bajo coste  pero que a su vez sean de alta calidad, o que persigamos velocidad y a su vez fiabilidad, o que busquemos innovación y a su vez eficiencia. No es extraño pues, que a partir de ahora, en este entorno tan complejo,  nos encontremos con la gestión de datos y su análisis predictivo para obtener una mayor ventaja competitiva sabiendo que a su vez, deberemos afrontar fenómenos impredecibles cada vez más habituales y que afectarán directamente a nuestra gestión.

Es por ello, y como decía al inicio, deberemos saber afrontar este reto de la  irrupción de gestión de datos,  y para ello me gustaría poner de relieve tres consideraciones si queremos iniciarnos en estas prácticas:

1.- Cuidado con los automatismos: No confundamos nunca la automatización de los datos con la automatización de su gestión. Las características de nuestros mercados, de nuestras empresas y de las personas que las componen son  elementos clave a la hora de la predicción de datos con lo que, lo que puede ser válido para uno no lo sea para otro únicamente por un ligero y a veces  inapreciable cambio de entorno.

 2.- Cuidado con la “ilusión del control” (*3) El acceso a mucha información, solo por eso por tener un gran volumen, nos puede hacer pensar que disponemos de un mayor control que luego en la realidad no existe, siendo más vulnerable de lo que nos creemos.

3.- Cuidado con “convertirnos en expertos”: El disponer de un analítica potente nos va permitir en gran medida conocer mejor nuestro mercado, empresas y colaboradores pero no olvidemos que aplicar soluciones ya conocidas y probadas como si ya lo hubiésemos visto todo nos puede llevar a cometer errores.

La gestión de recursos humanos es compleja y el análisis predictivo puede ser una herramienta muy valiosa y de gran ayuda, pero los que trabajamos en el mundo de los Recursos Humanos sabemos que el comportamiento humano, nunca dejará de sorprendernos y eso es lo que hace atractiva a la función.

(*1) Nassim Nicholas Taleb “The Black Swam”

(*2) Yves Morieux “Six simple Rules” How to manage complexity without getting complicated.

(*3)  Steven D´Souza y diana Renner ”Not Knowing”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: